CIRUGÍA BUCAL

La cirugía oral diagnostica y trata enfermedades o lesiones relacionadas a los maxilares.

Es una especialidad médico-quirúrgico que se ocupa de aquellos procesos patológicos causantes de enfermedades, que afectan a la cara (maxilares) e incluso al cuello como tumores, fisuras, de malformaciones congénitas o causadas por factores externos y especialmente de extracción dentales complejas retenidas en el hueso o en mala posición (extracción de terceras molares o muelas del juicio) dado que puede provocar infecciones muy frecuentes, sobre todo cuando han erupcionado parcialmente, causando daño a los dientes vecinos (caries, enfermedad periodontal), quistes y, en raras ocasiones tumores.

Con la ayuda de un examen clínico y una radiografía panorámica podemos proceder si un tercer molar va o no, a causar problemas en un futuro. En ese caso, habitualmente se recomendará la extracción del mismo, en lugar de esperar a que ocurran complicaciones.

 

Cirugía ortognática

La Cirugía Correctiva de los Maxilares se encarga de corregir las anomalías de crecimiento y desarrollo de los maxilares (mandíbula grande o pequeña, maxilar grande o pequeño, asimetría facial).

La Cirugía Ortognática consiste en la movilización quirúrgica del esqueleto maxilofacial en un solo acto operatorio, corrige deficiencias y excesos. Debe ser hecha por un Cirujano Oral y Máxilofacial.

Es un tratamiento complementario a la ortodoncia y se busca mejorar la mala oclusión (mala mordida), mejorar la estética facial, su función respiratoria y masticatoria.

Logros de una cirugía Ortognática:

  • Armoniza el rostro Facial.
  • Permite una correcta mordida estática y en función.
  • Permeabiliza las vías aéreas, por ende mejora la función respiratoria.
  • Corrige el problema biomecánico esqueletal, que es un factor predisponente a dolor y disfunción.
  • Mejora la calidad de vida de las personas.